Fotografía de Lisbeth Salas

 

«Nací en Madrid en 1971. Crecí en Granada, donde estudié Filología Española. De Granada es mi aprendizaje y mi acento. Por mi acento soy granadino. Por elección, madrileño. Me mudé a Madrid en 1997, ciudad en la que vivo y donde he compaginado la escritura con otros trabajos: editor, profesor y, desde 2004, jefe del departamento de actividades culturales del Instituto Cervantes.

Escribo novelas por elección. Escribo poesía por acento.

Y algunos ensayos y artículos para repasar el presente o presentar el pasado.

Como para miles de personas,  la escritura es mi manera de entender el mundo».

 

BIBLIOGRAFÍA:

Como narrador es autor del conjunto de relatos Las botas de siete leguas y otras maneras de morir (Suma de Letras, 2002) y de las novelas Santo Diablo (Kailas, 2004. Puzzle, 2005), El segundo círculo (Algaida, 2007), con el que consiguió el XVI Premio Internacional de Novela Luis Berenguer,  El juego del mono (Alianza Editorial, 2011), La fuga del maestro Tartini  (Alianza editorial, 2013), por la que ganó la XXIV edición del premio de novela Torrente Ballester, No cantaremos en tierra de extraños (Galaxia Gutenberg, 2016) y Escarcha (Galaxia Gutenberg, 2018).

Entre sus libros de poemas destacan Ella cena de día (Dauro, 2000), Calles para un pez luna (Visor, 2002), por el que recibió el Premio de Arte Joven de la Comunidad de Madrid,  Cuadernos del hábito oscuro (Candaya, 2007), y Siete caminos para Beatriz, (Vandalia, Fundación Lara, 2014).

Es autor de ensayos y artículos publicados en revistas y ediciones literarias. Colabora con medios como El País, Cuadernos Hispanoamericanos y Zenda. La crítica ha destacado la calidad de su trabajo, así como la consolidación de una voz propia dentro del panorama de la literatura actual española.

Ha sido galardonado con el Premio Nacional Cultura Viva 2019, una distinción con más de medio siglo de historia, un prestigio reservado a instituciones o personalidades con una obra o trayectoria ejemplar en diversas áreas del conocimiento como la música, cultura, arqueología, literatura, poesía o ciencia.

La crítica ha dicho de  algunos de sus libros:

Escarcha

«En un panorama novelístico quebradizo, donde la visibilidad de los nuevos nombres viene dictada por valores coyunturales, resulta insólita la apuesta denodadamente literaria de Ernesto Pérez Zúñiga. (…). Un paso de gigante en la trayectoria de Pérez Zúñiga.»

Domingo Ródenas de Moya, El Periódico

«Lo dicho basta para valorar Escarcha, sobre todo por su equilibrada sensibilidad, como una novela excepcionalmente hermosa e intensamente literaria. Un texto que supera inteligentemente la falsa antinomia entre idealismo y realismo, una novela de formación que huye de fáciles moralismos, en fin, una novela de lectura muy perdurable».

Fernando Larraz, Contrapunto

«Escarcha es, por ahora, la mejor novela de su autor, aquella en la que más ha arriesgado y donde ha creído que era más adecuado desnudarse. Se dice que finis coronat opus. Por ahora en el caso de Pérez Zúñiga es así… en su ascensión».

J. A. Juristo, Cuadernos hispanoamericanos

«En las novelas de Ernesto Pérez Zúñiga siempre asistimos a cierta redención, a actos de entrega y heroísmo en medio del peligro, a situaciones donde, entre un humor siempre elegante y una rabia explícita ante el hecho de que no podamos ser mejores, acaba imponiéndose lo más noble y lo más limpio que pueda haber en nosotros.»

Los libreros recomiendan

No cantaremos en tierra de extraños

No cantaremos en tierra de extraños es una road movie entre cenizas de sueños. Es espléndida la mirada cinematográfica con la que EPZúñiga narra las contradicciones de sus personajes, la naturaleza de las pasiones de las que son cautivos, las raíces que defienden o les hacen cruzar un territorio enemigo”.

Guillermo Busutil, La Opinión de Málaga.

“Pérez Zúñiga es autor de altos vuelos y prueba de ello es que en cada novela se enfrenta con un problema de alcance”.

Juan Ángel Juristo, Cuadernos hispanoamericanos.

“Cabalgan dos hombres y un destino, y Pérez Zúñiga sigue su rastro con una prodigiosa capacidad para hacer respirar los escenarios, describir vibrantes acciones de acción y cruzar líneas de voces muy distintas, permitiendo que un romanticismo que tiene algo de salvaje envuelva muchos momentos”.

Tino Pertierra, Mercurio.

“Tantos enfoques singulares y detalles curiosos hablan de sobra de la profunda originalidad desde la que el novelista madrileño idea No cantaremos en tierra de extraños. Una originalidad que no implica excentricidad sino ambición de darle cobertura inédita a un importante anhelo humano, sublevarse contra la resignación que sigue a la derrota de los ideales, contra el sentimiento de fracaso y contra cualquier tiranía (…), un himno a la rebeldía, al inconformismo ya la libertad”.

Santos Sanz Villanueva, Zenda.

La fuga del maestro Tartini

“No es fácil hallar, en los tiempos que corren, una obra literaria tan cargada de sabiduría y oficio, de tan extraordinaria creatividad como la concebida por el escritor madrileño Ernesto Pérez Zúñiga.”

José Antonio Santano, Diario de Almería.

“Una de las característivas más notables de la escritura de Pérez Zúñiga consiste en saber convertir en carne los fantasmas de la imaginación”.

Juan Ángel Juristo, Cuadernos hispanoamericanos.

“En esa aventura inacabable de su personaje, Pérez Zúñiga encuentra la inspiración para construir una novela extraordinaria. Que suena a gloria”.

Tino Pertierra, Mercurio.

El juego del mono

«Hay en el estilo de Pérez Zúñiga, que es, desde siempre, autor de cuentos y un poeta singular, impulso imaginativo, muchos reflejos de brillantes sugerencias».

CARLOS GARCÍA GUAL, Ínsula

«Este bello libro se nos presenta como una metáfora salví ca del poder del arte, de la literatura como transformación del mundo, de la visión del hombre ante las cosas».

JUAN ÁNGEL JURISTO, Abc Cultural

«Una prosa limpia y dura, esculpida a cincel, de deuda poética».

BLANCA RIESTRA, Culturamas

“La típica novela cabrona que obliga al lector a dejar algo de sí en ella; aquella que además de una historia deja un perfume, un aroma, un motivo para volver sobre sus páginas en busca de señales ocultas que de ser encontradas deberemos también desgranar, tamizar. (Una suerte de adictiva trampa mortal.) La novela de Zuñiga es una novela inteligente, infinita, escrita con la doble intención de provocar en el lector una reacción, un efecto, un cambio.”

LA MEDICINA DE TONGOY

 

El segundo círculo

«Un ritmo dramático excelente. Escenarios muy visuales descritos con expresividad y gran intencionalidad».

LLUÍS SATORRAS, Babelia

«Un sentido de la narratividad muy cinematográfico. Una novela muy bien estructurada que muestra lo que puede dar de sí el autor.»

JUAN ÁNGEL JURISTO ABCD las Artes y las Letras

Santo diablo

«Una memorable faena. Hay en esta novela mucha habilidad narrativa, buena escritura e imaginación sobrada y, también, una gran audacia».

JAVIER GOÑI, Babelia

«Hace, pues, Pérez Zúñiga la crónica de un fracaso, pero también da el testimonio de una fe y la confesión de una esperanza. De ahí que su obra oscile entre el alegato dramático y la reflexión serena, y con todo ello cumple con el objetivo clásico del relato histórico, servir de enseñanza para la vida».

SANTOS SANZ VILLANUEVA, El Cultural

Las botas de siete leguas y otras maneras de morir

«Literatura pura y dura».
LUIS MATEO DÍEZ, El Norte de Castilla

Cuadernos del hábito oscuro

“Un territorio estético enormemente personal”.

LUIS ALBERTO DE CUENCA, Ínsula.